Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso.Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTO
Buscar en la web

Blog Soluciones vanguardistas adaptadas a tu trabajo diario

8 consejos para defenderse de la ingeniería social

Avatar de Ángela García

Ángela García


Publicado el 01/09/2014

Dpto. de Comunicación

¿Cómo no ser una víctima vulnerable a la ingeniería social? La protección de la información y seguridad de una empresa empieza en la responsabilidad y formación de nuestros empleados. ¡Atentos a los consejos!


Si te parece interesante, comparte:

Velar por la seguridad de la información no sólo consiste en utilizar mecanismos de cifrado, establecer procesos de gestión y/o exhaustivos protocolos, sino que la formación, alerta o prevención debe empezar desde el elemento más importante de la organización: las personas. Y aquí es donde precisamente empieza a tomar nombre la llamada ingeniería social o práctica de obtener información de cualquier tipo a través de usuarios legítimos.

varias personas sentadas de espalda mirando a una patalla y hombre al fondo
En Proconsi nos preocupamos por cuidar la seguridad y la responsabilidad de nuestros proyectos y productos, no sin tener en cuenta el equipo de personas que forma la empresa. Por eso la formación de nuestros trabajadores se alza como una de las fórmulas más efectivas para lograr que funcionalidad, usabilidad y seguridad permanezcan en un estado de equilibrio.

Por eso, queremos aportaros unos cuantos consejos para evitar que los ciberdelicuentes se salgan con la suya:





1-    Antes de revelar información, asegúrate bien de quién es el solicitante.

2-    Apuesta por la formación y prevención de empleados de tu empresa, pues constituyen el eslabón más débil.

3-    ¡Ojo con las conversaciones “inocentes”! A veces desvelamos información importante sin darnos cuenta de las consecuencias.

4-    Cualquier práctica o comportamiento inusual puede significar un foco de filtración de datos.

5-    Mantén las contraseñas y códigos de cifrado al día y en conocimiento del usuario apropiado.

6-    El teléfono es uno de los medios más habituales a través de los que solicitar información.

7-    El medio online también puede ser un canal de petición de datos: por ejemplo, a través de búsqueda de ampliación de una noticia de la página web.

8-   Todos los empleados y todos los departamentos de la empresa pueden ser vulnerables: administración; recepción; personal técnico o especializado; vendedores; marketing y comunicación; etc.

Si no sigues estas recomendaciones, el impacto en tu empresa u organización puede traducirse en pérdida de privacidad; daños en la imagen empresarial; problemas legales; cierres temporales o permanentes… Por eso, no olvidéis esta máxima: “Nuestro sistema es tan seguro como el más débil de nuestros elementos”. Es el consejo más importante que hemos aprendido en Proconsi en uno de los últimos cursos impartidos sobre Ingeniería Social, a cargo de Luis Ángel Martínez Cancelo, Director de Contenidos Digitales y Sistemas y Seguridad Informática de Proconsi.

Comparte tu opinión con nosotros

Rellena los campos
Ir arriba