Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso.Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTO
Buscar en la web
+34 902214010  SOPORTE TÉCNICO

Blog Soluciones vanguardistas adaptadas a tu trabajo diario

Dispositivos Wearables: ¿la tecnología del futuro o una moda pasajera?

Avatar de Marta Vilaboa

Marta Vilaboa


Publicado el 21/04/2015

Técnico de Marketing

Las grandes marcas como Apple, Samsung, Adidas o Fitbit y las Start up apuestan por los wearables. ¿Son los SmartWatch y las pulseras inteligentes el futuro?


El sector de los wearables está teniendo un importante despegue y una gran repercusión. Numerosos estudios avalan este sector como uno de los que más posibilidades presentan. Como resultado están surgiendo varias empresas asociadas a este mercado y las empresas punteras lanzan muchos productos que incorporan esta tecnología.

Sin embargo, otras voces más críticas sugieren que se trata meramente de una moda pasajera y que pronto el furor por estos dispositivos desaparecerá relegándolos al olvido.

El estudio realizado por IDC aporta evidencias sobre el despunte que tendrá en 2015 con datos que indican una previsión de un crecimiento de un 133,4 %. Así mismo el estudio realizado por Samsung España remarcaba que en las pasadas navidades los wearables fueron el regalo estrella, sobre todo para los más deportistas, y las previsiones en él medio/corto plazo es que las ventas sigan creciendo.

A nivel internacional la empresa Cisco Systems realizó una investigación sobre el crecimiento esperado del sector. Los datos obtenidos sobre los wearables indican que el número de dispositivos vendidos pasará de 22 millones en 2013 a 177 millones en 2018. A nivel económico esto supondrá unas cifras de 478 millones de euros en todo el mundo de aquí a cuatro años. Cuatro veces más que los datos económicos que dan para 2014 y 2015 (140 y 170 millones de euros respectivamente).

Otros estudios hacen inciso en aspectos como la vida útil de los wearables. Así, el estudio de Endeavour Partners afirma que el 33% de los wearables se dejan de utilizar por los usuarios después de seis meses, y hasta el 50% del total son abandonados después de un tiempo.

Las empresas que más invierten en los wearables a nivel internacional son Intel, Google, Samsung, Apple, Adidas, Sony y Fitbit. Además, no hay que pasar por alto la cantidad de emprendedores que crean Start Up cada año y que presentan sus productos al mundo en ferias como la International CES celebrada en las Vegas o la Wearable Expo de Japón.

Dentro del sector sobresalen dos corrientes: el sector de la salud, con muchos productos que facilitarán la vida de muchos enfermos o ayudarán a prevenir enfermedades, y el más visible, el sector del deporte (fitness y entretenimiento). Los productos más vendidos son las SmartBands (pulseras inteligentes) y SmartWatch (relojes inteligentes). También está empezando a tomar forma un nuevo mercado de lujo wearable, relacionado con las joyas, con colecciones como las creadas conjuntamente por Misfit y Swarovski.

En cuanto al sector crítico, la mayoría de las quejas hacia los wearables se basan en aspectos alejados de su concepción. Para empezar está el elevado precio de los productos dedicados al deporte, entretenimiento y fitness. Este varía mucho en función del tipo y la marca, pero la mayoría supera con creces los 100 euros.

Por otra parte, los consumidores se quejan del diseño, ya que estos dispositivos suelen centrarse más en las características técnicas que en el aspecto físico. A muchos usuarios no les atrae la idea de llevar un SmartWatch enorme o una pulsera deportiva en su día a día.

Otras críticas se basan en la falta de utilidad real de muchas de sus funciones. Tener un dispositivo que te avise de las notificaciones está bien mientras haces deporte o estas en una reunión en la que no puedes atender el Smartphone. Pero para realizar llamadas, responder mensajes o ver las redes sociales, es mucho más útil el Smartphone que cualquiera de estos dispositivos. Además, todos estos dispositivos son muy dependientes de los Smartphone, aunque la última tendencia es incorporar sensores que les dotan de una mayor autonomía.

Por último los wearables necesitan ser cargados con frecuencia, algunos como los SmartWatch deben conectarse a una fuente de almacenamiento prácticamente a diario, lo que limita su uso.

Un ejemplo claro de esta doble dualidad en cuanto al futuro de los wearables se pudo ver con la presentación del Apple Watch. Tan solo unas horas después de su presentación, Internet se llenó de críticas hacia el producto, pero esto no ha impedido que, según datos de Slice Intelligence, 957.000 Apple Watch hayan sido reservados vía online durante los tres primeros días.

Por lo tanto, y pese a que el sector de los wearables debe evolucionar y adaptarse a las necesidades de los usuarios, se le puede augurar un gran éxito y se podría predecir que, de aquí a cinco años, la mayoría de nosotros habremos incorporado varios de estos dispositivos a nuestra vida diaria.






















































  Infografía -Wearables: los dispositivos del futuro

Si te parece interesante, comparte:

Comparte tu opinión con nosotros

Rellena los campos
Ir arriba