Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso.Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTO
Buscar en la web
+34 902214010  SOPORTE TÉCNICO

Blog Soluciones vanguardistas adaptadas a tu trabajo diario

El cine en casa: pasado, presente y futuro

Avatar de Luís Ángel	Martínez

Luís Ángel Martínez


Publicado el 03/12/2012

Director de Sistemas y Seguridad

La evolución del vídeo ha sido imparable desde su creación hasta nuestros días. Recordamos en esta entrada cómo empezó y cuáles eran las expectativas de futuro. En estos momentos hay gran interés en internet y sus oportunidades visuales.


Vhs cassette top

Han pasado ya más de 40 años desde que se creó el invento que introdujo el cine en nuestras casas, el VHS (Video Home System).

Desarrollado en la década de 1970 por JVC entró rápidamente en competencia con el, hasta entonces, único sistema doméstico de video, el Betamax de Sony. A pesar de ofrecer una menor resolución de imagen y menor calidad de sonido que su competidor, el VHS se popularizó rápidamente hasta convertirse en el estándar durante más de quince años, gracias principalmente a una mejor estrategia de comercialización y, a la capacidad de grabación de dos horas de los VHS frente a una hora del Beta.


Aquellas cajas de plástico con cinta magnética, que nos permitían disfrutar de nuestra película preferida a cualquier hora del día, supusieron, sin lugar a dudas, una auténtica revolución.

La calidad del vídeo nos parecía maravillosa, incluso alguno llego a decir que sería insuperable.


Sin embargo, el tiempo vino a demostrarnos que estábamos equivocados.


En la década de los 90 se produce el gran salto del mundo analógico al digital y el VHS comienza su declive.

Había nacido el DVD (Disco Versátil Digital).


Poco a poco los viejos VHS, comenzaron a verse desplazados por la calidad superior de imagen y sonido del DVD.  Acompañados de televisores de mayor calidad y sistemas de sonido envolvente, nos encontrábamos con pequeñas salas de cine en el salón de nuestra casa.


Este nuevo formato era realmente espectacular, pero acostumbrados a la rápida evolución tecnológica, esta vez éramos conscientes que tarde o temprano, la calidad del DVD iba a ser nuevamente superada.

Y así fue. Hace poco más de cinco años, el “Blu-Ray Disc” hizo su aparición, introduciéndonos de lleno en el vídeo de alta definición (HD).


Si bien el DVD era capaz de darnos una resolución de 720x480 (NTSC) o 720x576 (PAL), el vídeo HD nos permite dar el salto a resoluciones de 1920x1080 (1080p).


En estos momentos, el vídeo de alta definición ya está totalmente introducido en los hogares del público en general.

Los nuevos televisores “Full HD”, y los discos multimedia están popularizando rápidamente el video en alta definición. Ya son varios los canales de Televisión que emiten en HD, y hasta las cámaras domésticas más pequeñas nos permiten grabar nuestros recuerdos en este formato.


Pero ¿qué nos deparan los próximos años en cuanto a televisión se refiere?... El vídeo 4K, el 3D sin gafas y los televisores conectados a Internet.


Como os podéis imaginar esto no ha hecho más que empezar.


Los televisores ya se conectan a Internet, el 3D avanza a toda máquina, y el siguiente formato de vídeo de alta definición ya está entre nosotros.


El formato 4K, también llamado “QuadHD”, posee una resolución de 4096×2160 píxeles y ya existen algunas producciones creadas con este nuevo formato.


Una de estas producciones es la del fotógrafo Tom Lowe - galardonado con el premio al mejor fotógrafo astronómico del año- con su serie documental “TimeScapes”.


 

TimeScapes: Rapture 4K from Tom Lowe on Vimeo.

Todavía hay pocos televisores que soporten este formato, y el espacio de almacenamiento necesario para una película de estas características ronda los 160 GB de disco, pero si buscáis por Internet, descubriréis que ya hay televisores de 84 pulgadas que dan soporte al “futuro”, o más bien deberíamos decir ... al “presente” del vídeo.


Si te parece interesante, comparte:

Comparte tu opinión con nosotros

Rellena los campos
Ir arriba