Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso.Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTO
Buscar en la web

Blog Soluciones vanguardistas adaptadas a tu trabajo diario

Internet: un nuevo entorno de socialización

Avatar de Luís Ángel	Martínez

Luís Ángel Martínez


Publicado el 12/11/2012

Director de Sistemas y Seguridad

El entorno cambia mucho más rápido que nuestras costumbres y si bien fuimos educados en riesgos propios de nuestro tiempo, es vital educar a los más jóvenes en los peligros de internet, que al fin y al cabo es un entorno más hoy en día.


Internet: un nuevo entorno de socializaciónLa historia es un constante devenir de acontecimientos, una continua evolución que durante el siglo pasado ha conocido un desarrollo tecnológico sin precedentes. Cambios que antes tardaban varias generaciones en producirse, ahora ocurren en unos pocos años; y objetos que hace apenas veinte años eran una “rareza”, hoy se han convertido en cotidianos y casi imprescindibles.


Pensemos, por ejemplo, en la telefonía móvil... puede parecer que llevamos toda la vida utilizándola, sin embargo hace veinte años vivíamos sin ella.


Los avances tecnológicos que estamos viviendo son vertiginosos, y uno de los principales responsables de esta aceleración ha sido sin lugar a dudas, Internet. La rapidez y facilidad de comunicación hace que el conocimiento se transfiera más deprisa y por tanto los cambios son cada vez más rápidos.


Pero Internet no sólo es un lugar de transferencia de conocimiento; hoy en día ya nadie discute que ha supuesto una auténtica revolución social, hasta tal punto que se ha convertido en un nuevo entorno de socialización.


Durante siglos, el entorno familiar, el barrio, y la escuela eran los lugares donde nuestros menores se relacionaban con otras personas; durante siglos, hemos educado a nuestros menores para vivir en sociedad, les hemos enseñado a conocer y prevenir los “riesgos de la calle” y les hemos educado para que convivan del modo más seguro y saludable posible.


Cada época y cada lugar ha tenido sus riesgos y los padres han educado a sus hijos para prevenirlos conformes al momento en que les ha tocado vivir.


Por poner un ejemplo, hace 200 años la preocupación no era que los menores salieran a la calle y fueran atropellados por un vehículo a motor, básicamente porque no existían. Hace cincuenta años, cuando ya empezaba a incrementarse el número de coches en las ciudades, la circulación comenzó a ser un motivo de preocupación, y los padres y educadores, siempre velando por los menores, comenzaron a inculcarles la importancia de la seguridad vial.


Los padres y educadores de hoy, tenemos que ser conscientes y conocedores que Internet es ya un entorno de relaciones sociales, y por tanto tenemos también que educar a nuestros menores para protegerse en este nuevo medio de socialización, puesto que los “riesgos de la calle” ahora están también en Internet.


Palabras como Ciberbullying, Grooming, Sexting, Phishing… son algunos términos que definen los riesgos actuales en Internet. Además hemos de tomar conciencia que el hecho de que nuestros hijos estén en el hogar, ya no es garantía de que se encuentren libres de riesgos, puesto que Internet es una puerta abierta al mundo.


Puede parecer al leer estas líneas que en Internet nuestros menores están en peligro, pero lo cierto es que no mucho más de lo que pueden estarlo en la calle, pues al fin y al cabo estamos hablando de socialización con todo lo que ello conlleva; cambia el medio, cambian las formas pero en el fondo, los riesgos siguen siendo similares, y al igual que nuestros padres y abuelos nos educaron para vivir en calles repletas de coches, y nos enseñaron a mirar a ambos lados antes de cruzar, del mismo modo nosotros tenemos que educar a nuestros menores a convivir en este nuevo y cambiante entorno.


No debemos perder nunca de vista que el uso de Internet, bien dosificado y administrado, puede ser un gran apoyo para nuestros menores en la vida diaria como herramienta personalizada y útil de información, formación y socialización, en beneficio de su propio desarrollo como ser humano.



Os recomendamos visitar la web: Menores OSI. Encontraréis recursos educativos e información muy interesante sobre este tema.


Si te parece interesante, comparte:

Comparte tu opinión con nosotros

Rellena los campos
Ir arriba