Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso.Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTO
Buscar en la web

Blog Soluciones vanguardistas adaptadas a tu trabajo diario

Tecnología leonesa de altos vuelos


La Crónica de León.

La empresa Proconsi ha creado un sistema de recarga de combustible.
 
El trabajo desde que un avión está a punto de aterrizar en un aeropuerto hasta que vuelve a despegar en dirección a un nuevo destino es arduo y minucioso por parte de los cientos de personas que intervienen en las diferentes tareas. Uno de esos trabajos es el del repostaje del avión, una tarea que ahora puede ser mucho más sencilla. La empresa leonesa PROCONSI ha diseñado un sistema que, a través de enlaces inalámbricos, permite gestionar toda la información relativa a esa actividad prácticamente apretando un botón.

Ese sistema permite integrar todos los procesos que se realizan en un aeropuerto con respecto a la carga de combustible de los aviones, proceso que también se conoce como ‘fueling’ en una solución moderna y fácil de manejar que además ahorre importantes costes.

Habitualmente existe una aplicación central en los aeropuertos que dispone de una serie de administrativos que se encargan de anotar los datos correspondientes a esos repostajes. Información que reciben a través de un ‘walkie-talkie’ de los conductores de los camiones encargados de cargar el depósito de combustible del avión. Ahora, con este nuevo sistema se integran todos los procesos en un solo, desde que el avión está a punto de aterrizar hasta que despega de nuevo, informa la agencia Ical.

La clave del proceso está en centralizar toda la información relativa a un avión. La central de datos está conectada a tiempo real con Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena), con lo que se tienen las informaciones al minuto de la situación de cada vuelo. Se dispone, por lo tanto, de un listado de los aviones que van a aterrizar en un aeropuerto y paralelamente también de los camiones de carga disponibles, en este caso gracias a un sistema de comunicación inalámbrica. Teniendo en cuenta las características de los camiones, se analiza si es compatible para el proceso de carga del avión que está a punto de aterrizar. Si los datos concuerdan se da la orden al camión para que esté preparado a una hora y en un lugar determinado en el que se procederá a la carga del depósito.

Ésa sería la información básica que se podría transmitir, aunque con este sistema, y teniendo acceso a los datos de Aena, resultaría posible conocer también otras necesidades como la posible fuga de combustible, entre otros.

Una vez que el avión aterriza, el camión seleccionado ya se encuentra preparado para proceder al repostaje. La comunicación directa entre la central y el camión, que dispone de un sistema táctil inalámbrico, es continua, lo que permite conocer al minuto la cantidad de combustible que se está cargando, controlar los pagos de los pilotos… y todos los datos necesarios. Un sistema sencillo y que permite además evitar cualquier tipo de error humano en la información. El camión también dispone de un sistema de impresión que permite facilitar una copia de los datos del ‘fueling’ al piloto. Así termina el proceso en el aeropuerto.

Con el informe del suministro en la central comienza la comunicación con otros sistemas, por ejemplo, con Hacienda, donde se envía la información relativa a las características del vuelo, en función de lo cual se pagan unos impuestos determinados.


Si te parece interesante, comparte:

Comparte tu opinión con nosotros

Rellena los campos
Ir arriba