compromiso entre empresa y trabajadores
11 junio, 2021 Blog

¿Cómo podemos aumentar el compromiso entre el empleado y la empresa?

El compromiso mutuo entre trabajadores y empresa, se hace imprescindible para el alcanzar el éxito. Los trabajadores comprometidos están más motivados y viven los éxitos de la empresa como suyos.

Queremos hablar en este post de la importancia que tiene que exista un compromiso mutuo entre el trabajador y la empresa y viceversa.

Empezamos diciendo que el compromiso de un empleado con su empresa es un vínculo basado en su grado de implicación emocional e intelectual con la organización. No cabe duda de que los trabajadores comprometidos se sienten motivados por perseguir el bien común para su empresa y se identifican con los retos y objetivos de la misma.

A su vez, este compromiso contribuye positivamente a la eficiencia, productividad, satisfacción y éxito de la organización y viene muy marcado por la diferencia entre tener que hacer lo que se debe hacer y querer hacer lo que se ha de hacer.

Pero…¿Qué requisitos son necesarios para que exista un compromiso entre el empleado y la empresa?

Los que consideramos más importantes son la satisfacción, la implicación y la lealtad. Porque un empleado comprometido está satisfecho con su rol laboral y orgulloso de formar parte de su empresa, que realmente, es una parte importante de su vida.

El segundo requisito es la implicación, porque entendemos que un trabajador vive de su trabajo alineado con los valores, filosofía y objetivos de la empresa y se siente emocionalmente vinculado con la misma.

Y el tercer y último requisito es la lealtad. No tenemos duda de que el empleado leal está fuertemente vinculado a su empresa y se siente orgulloso de pertenecer a ella. Esto lo convierte en alguien fiel a la organización y con ganas de permanecer en ella.

¿En qué repercute que nuestros empleados estén comprometidos?

Cuando existe un compromiso real de los trabajadores hacia la empresa y sus productos, servicios y marca, está demostrado que cuanto más comprometidos estén los empleados con la organización, mayor es la satisfacción de los clientes, la productividad empresarial y por consiguiente los beneficios empresariales.

 ¿Cómo se puede aumentar ese compromiso desde la Dirección de la empresa?

Citamos a continuación varios puntos que consideramos fundamentales para conseguirlo.

· Fomentando un buen clima laboral y creando un ambiente positivo de confianza y de entusiasmo.

· Ofreciendo formación empresarial y recursos de aprendizaje continuo.

· Gestionando de forma eficaz la política retributiva de los empleados.

· Valorando el talento y las habilidades de los trabajadores. El reconocimiento es una de las herramientas que generan mayor satisfacción en un empleado.

· Potenciando el desarrollo profesional y la promoción interna en la empresa.

· Liderando con inteligencia, favoreciendo la motivación y el sentimiento de orgullo entre los empleados por pertenecer a la empresa.

· Todos estos aspectos facilitarán un mayor compromiso e implicación de los trabajadores con la misión, objetivos y valores de la empresa y contribuirán de forma positiva al aumento de clientes y beneficios.

Como hemos mencionado al principio de este post, el compromiso entre empresa y empleado debe ser recíproco.

Entonces…, ¿cómo debe responder la empresa ante este compromiso?

Los equipos directivos deberán aprender a identificar de qué manera se puede incrementar esta motivación por parte de sus empleados. La empresa debe cuidarle y valorarle como un activo importante de la organización. Se trata de dar voz al empleado también en la toma de decisiones, asignarle más responsabilidad a la hora de llevar a cabo determinados proyectos, etc. A la vez, también es importante empatizar con sus problemas y ayudar en la conciliación de la vida personal y laboral. Es fundamental ser flexible, lo mismo que lo hacen los empleados a la hora de ajustar sus horarios en muchas ocasiones a las demandas de las empresas en picos de trabajo.

Por último, hay que tener en cuenta que el compromiso es necesario ir renovándolo periódicamente. Es importante que empleado y responsables se sienten y cada uno hable de la valoración que hace del otro. Con mentalidad constructiva, con cuestiones que se pueden mejorar. Con un plan a corto plazo y cosas concretas que poner en marcha para ser más efectivos. Este punto es básico, ya que si no se habla de estas cuestiones, el trabajador ya no tiene un compromiso tan fuerte con la empresa, y ésta comienza a poner en duda la capacidad del empleado, sus rutinas y mecánicas, etc. ¿Se os ocurre alguna otra propuesta?

¡Esperamos que os haya parecido interesante y os esperamos en el próximo post!

Compartir
Share: