3 abril, 2020 Blog

Consejos para teletrabajar en condiciones óptimas para la salud.

Teletrabajar si, pero evitando posteriores problemas de salud.

En las últimas semanas, debido al confinamiento generado por la crisis sanitaria del COVID-19, muchos trabajadores se han visto en la situación de trabajar desde casa. Es por eso que, desde Proconsi, queremos transmitiros una serie de consejos para sobrellevar esta situación de la mejor forma posible y evitar posteriores problemas de salud.

Cómo organizar tu jornada laboral:

  • Comienza el día con tu rutina habitual: levántate y aséate, tal y como lo haces los días laborales. El pijama no es un buen uniforme de trabajo, vístete con ropa cómoda. Eso te ayudará a activarte y concentrarte mejor.
  • Es importante que establezcas un horario de inicio y fin de jornada, así como sus respectivos descansos, la hora del desayuno y la comida.
  • Antes de comenzar con la jornada, programa las tareas que vas a realizar durante el día, por orden de importancia. Debes de estar 100% conectado, atento a las llamadas y contestando los correos electrónicos que van entrando.
  • De vez en cuando, utiliza el teléfono para mantener una conversación con tus compañeros, no hagas todo por email.
  • Compagina, las tareas con la pantalla con otras actividades que te permitan el descanso ocular durante un trabajo ininterrumpido de 30-45 minutos.
  • No olvides, desconectar y no estar delante del ordenador cuando acabes la jornada, es buen momento para disfrutar y realizar actividades con tus familiares.

Cómo debe ser tu nuevo espacio de trabajo:

  • Evita, en la medida de lo posible, que el lugar de trabajo sea el mismo que donde realizas tus descansos, desayunas y comes.
  • Si convives con otras personas en casa, intenta que tu espacio de trabajo esté situado en un lugar tranquilo, así evitarás que te interrumpan y mejorarás tu concentración.
  • Es importante que tu nueva zona de trabajo disponga de una temperatura adecuada, este limpia, ordenada y ventilada varias veces al día.
  • Para evitar la fatiga visual, la mesa de trabajo debe de estar en un espacio muy luminoso, si es con luz natural, mejor.

Cómo debes teletrabajar para no afectar a tu salud:

  • No caigas en la tentación de trabajar en el sofá, la cama u otros lugares que te permitan tener una postura incómoda. Esto te traerá graves consecuencias para tu espalda.
  • Regula la altura de la pantalla, evitando que el cuello esté inclinado hacia arriba o hacia abajo. La postura perfecta es aquella en la que tu cuerpo forma un ángulo de 90 grados en codos, caderas y rodillas. Un reposapiés también te ayudará. Sino dispones de él, te puede servir un pequeño peldaño, una caja de zapatos, etc.
  • La silla de trabajo es un elemento fundamental, ya que pasamos muchas horas sentados. En caso de no tener una silla de oficina, procura elegir aquella que te permita tener la espalda erguida.
  • Coloca la pantalla a una distancia entre 60 y 80 cm de los ojos.
  • Cuando la luz natural, por sí sola, no sea suficiente para leer documentos sin forzar la vista, no olvides compaginar con luz artificial, evitando en todo momento reflejos y deslumbramientos.
  • La música de fondo, con volumen bajo, es un buen recurso para aumentar el ánimo y la concentración.
  • Por último, evita el sedentarismo. Si es necesario, ponte una alarma cada dos horas y realiza un desplazamiento por casa, ¡muévete! Combina trabajar de pie y sentado.

Una vez acabada la jornada laboral, es importante desconectar y no seguir delante del ordenador. Las actividades físicas y de diversión en grupo, nos ayudarán a mejorar nuestro bienestar, así como nuestro estado anímico, ante la situación que estamos viviendo.

Infórmate sobre cómo teletrabajar de forma segura.

Compartir
Share: